en Mercados y Ferias

Comprar sano en El Galpón y una pizza en El Imperio de bonus track

Aparentemente no todo son hamburguesas en la vida. Tampoco pizzas o pastas. No. Hay otras opciones, como las verduras y los productos orgánicos. Al menos eso me repiten mis amigas de la Liga por la Reivindicación del Zapallo y las Cosas Verdes (LRZCV). Como reconozco mi ignorancia en materia de alimentación sana, decidí darme una vuelta por el El Galpón para ilustrarme un poco al respecto.

Definido como un Centro Comunal de Abastecimiento, El Galpón es un espacio en el que, a modo de feria bajo techo, se ofrecen productos naturales, artesanías y alimentos sin agrotóxicos. Lo interesante del proyecto es que vincula directamente a productores con clientes y, por sobre todo, no busca un lucro desmedido: la idea es comerciar a un precio justo, sin aprovecharse de la moda actual por los alimentos orgánicos.

Frutas, verduras, lácteos, cereales integrales y comidas macrobióticas son algunas de las cosas con las que se van a encontrar. La mayoría de los productores son del conurbano bonaerense, pero también hay quienes vienen de Mendoza, Misiones y Córdoba.

Dentro del lugar funciona un bar cuyos platos tienen la intención de mostrar algunas maneras de emplear los productos que allí se venden. Sé que a esta altura del relato debería describirles mi almuerzo pero no puedo o, mejor dicho, no pude: el plato del día consistía en unos sorrentinos de masa integral color gris cemento. Capaz que eran ricos, está dentro de las posibilidades, pero la verdad es que no me sedujeron en lo más mínimo. También había tartas y empanadas pero yo quería algo más consistente. Les prometo que otro día pruebo, no me reten.

El Galpón queda en Av. Federico Lacroze 4171, Chacarita (Callejón al fondo, galpón amarillo). Abre los miércoles y sábados de 9 a 18 hs. Les recomiendo ir los miércoles porque los sábados se llena (hasta las manos, según me informaron).

Bonus Track: El Imperio de la Pizza

Salí de El Galpón con movimientos torpes y la vista nublada. El hambre hacía mella en mi organismo. Afortunadamente, en la esquina de Lacroze y Corrientes divisé un cartel rojo que anunciaba mi salvación: no, no era la estación del subte B; era la pizzería El Imperio.

Pizza al molde y al paso, de esa que chorrea muzzarella y te llena con dos porciones. Pedí una porción de muzzarella, otra de calabresa y la infaltable fainá. La calabresa era una napolitana con longaniza arriba. Incluyendo bebida gasté $32,50.

Rápido, práctico y rico. No por nada en El Imperio reina la pizza desde 1947.

Dejá tu Gordomentario

Comentario

15 Comentarios

  1. jaja zapaaallo zapaaaallo! yo comi la tarta de El Galpon, estaba rica, average, nada que uno no pueda elaborar en su propio hogar. Las verduras sí tenían muy buena pinta pero si uno anda a pie o en transporte público no es buena idea circular con kilos y kilos de cosas.
    Si tenés auto, vivís cerca y no pretendés que las cosas te duren un mes en la heladera, es re buena opción para comer saludable.

  2. No me tientan comer sorrentinos de cemento, ni ir a un “Galpon Organico” lleno de Hippies… peeeeeero…
    Lo de la pizza es genial.
    E*

  3. a juzgar por las fotos todo lo que se ve alli es delicioso..pan, yogur,vino, verduras,todo organico ,sin toxicos..y riquiisimo, si te gusta comer bien es una buena propuesta , si lo tuyo es el hambre , bienvenida la pizza del Imperio.! y un alikal de postre..

    • Como bien decís El Galpón es una gran propuesta. Mi dieta necesita más Galpón y menos pizza….pero el Imperio estaba ahí, cruzando la calle! No le pude decir que no.

  4. El galpon parece una buena opcion para el que le gusta ese tipo de comidas…. por mi parte me quedo con la pizzeria y con un waffle de postre (si todavia pienso en el post anterior)

  5. Soy fundamentalista del zapallo (creo que como 3 veces por semana) pero no me gustan los extremos. Es una buena opción pero es algo caro si uno busca llenar la alacena de verduras como suelo hacer en mi casa.
    Por algo sos amiga de Lean, hiciste el mismo recorrido que haría el.

  6. Amagaste con purificarte y terminaste comiendo una pizza de parada. Fuiste al cielo a ver cómo era y terminaste volviendo al infierno… banco tus pecados gastronómicos!

  7. Discutamos intensamente el tema de que en el Galpòn hay “precios justos”. Son bastante injustos para nuestros bolsillos. Típico de hippie que se sube a una Toyata Hilux.

    • Lo orgánico es y será caro, sobre todo para llenar la alacena, como bien dijo Andy. Pero se supone que, en comparación con otros comercios que lucran con la moda de la vida sana, el Galpón ofrece precios más ‘accesibles’.

      Yo opino que….mejor me quedo con la pizza de El Imperio.

  8. Quiero Galpónn!! :) jaja. No sabía que existía, buena recomendación! (aunq mucho no lo recomendaste jaja)