en Comida Étnica

Courtois en Caseros

A mí me gustan las propuestas indecentes, por eso cuando Patricia Courtois me contó que los muchachos de Caseros le habían prestado la cocina para  que pergeñara sus fantasías culinarias no pude evitar las visiones de toda una serie de platos pornográficos, cuero y látigo incluidos.

El ciclo “Lunes Abiertos” es ya una sana costumbre de este restaurante de San Telmo que cede su territorio para que los cocineros amigos dejen de lado –aunque sea por un momento- el guion de un menú preestablecido y disfruten experimentando con platos nuevos.

CASEROS

En esta ocasión la Courtois le dio la espalda a la Soupe à l’oignon y a la Crème brûlée para deleitarnos con una serie de pasos de inspiración italiana. La cosa empezó con una focaccia, berenjenas en aceite y zeppole relleno con anchoa. El zeppole es una especie de buñuelo frito típico de Calabria.  Esta instancia -con pan, berenjenas y masa frita- sentó el precedente de lo que sería el resto la cena: recuerdos de infancia, retazos de abuelas.

1 2 3

El siguiente paso constó de  carpaccio de zucchini,  carpaccio de lomo y lengua con salsa verde. Todos los ingredientes estaban equilibrados y los sabores se complementaban. El zuchinni, refrescante, compensaba la untuosidad de la lengua y lo salado del lomo.

4

Continuamos con una suave ricotta al forno con peperonata (ensalada de sabor avinagrado a base de ajíes, cebolla y tomate), bagna cauda (en este caso cebolla y tomate seco acompañados por la clásica salsa espesa a base de anchoa y ajos) y arancini: croquetas de arroz azafranado,  rellenas de pato para la ocasión y servidas en compañía de unos ajíes en vinagre.

5

Quienes hayan disfrutado de la cocina de Patricia con anterioridad podrán distinguir en esta variedad de preparaciones un espíritu de tapeo que se ha convertido en su marca registrada.

Como si todo esto no hubiese sido suficiente, llegaron luego los tortellini de conejo in brodo. Con su masa suave y delicada, relleno consistente y caldo especiado, los tortellini se convirtieron en los protagonistas de la noche.

6

Finalmente, cerramos la velada con una panacotta firme acompañada por frutas de estación.

7

El menú cotizó a tan solo $280. Como todo lo bueno es breve, solo se repetirá nuevamente el 29 del corriente a partir de las 20:00. Caseros queda en Av. Caseros 486, San Telmo. Tel.: 4307-4729.

Nota: Lamentablemente Patricia no se vistió de cuero ni empleó el látigo para la realización de los platos. Otra vez será.

Dejá tu Gordomentario

Comentario

  1. Una verdadera orgía culinaria para andar a los latigazos limpios!!
    Nada mejor que una buena propuesta indecente.
    Muy buena propuesta. Felicito a “la Curtois” y a la amante de las propuestas indecentes: mi estimada Noelia.

    • Si viene de la mano de Courtois siempre hay un poco de perversión en el fondo. Me alegro que lo haya tentado!