en Comida Étnica

Feijoada y Arepas en Galerías Jardín

Buenos Aires supo tener una fascinación por las galerías comerciales que se tradujo en un montón de escenarios inesperados. Así, a pocas cuadras del caos de Plaza de Mayo, es posible encontrarse con la imponente cúpula modernista de Galería Güemes, murales de Castagnino en la París de Caballito y hasta una obra de Soldi –el mismo del Teatro Colón- en Galerías Santa Fe. 

Pero no todas las galerías versan sobre pinturas y perfumes: muchas se volvieron espacios oscuros con locales abandonados que repelen a los visitantes. Sin embargo, para quienes logren sobreponerse a las manchas de humedad, hay algunas satisfacciones gastronómicas. 

En calle Florida, entre Tucumán y Lavalle se encuentran las Galerías Jardín. Otrora meca informática, ahora resulta bastante deprimente con sus escaleras mecánicas siempre apagadas, no obstante, entre las CPUs y los juegos de Play del primer subsuelo también se esconden arepas y feijoadas.  

a

Brasileirinho no es un restaurante lindo, tiene facha de café al paso y la atención, aunque amable, es despelotada. ¿Qué me gusta de este antro? Que tiene un menú exento de sánguches, tartas y ensaladas y eso, en el microcentro porteño, ya es bastante.  

1

2

La carta plastificada ofrece un par de platos fijos y un plato del día de lunes a sábado que puede ser feijoadastrogonoff, pescado o pasta. Yo suelo reincidir en el frango na chapa, o pollo a la plancha para los amigos. Por $175 el plato incluye también 4 guarniciones a elección entre arroz, farofa, ensalada, calabaza, feijao, papas fritas o puré. 

A mi me gusta acompañar el pollo con arroz blanco, farofa (harina de mandioca tostada) y feijao, que no es otra cosa que porotos negros cocidos.  Casi nunca termino la porción, que es más que generosa y desborda del plato.  

3

La comida de Brasileirinho es honesta, sencilla y sin pretensiones. Llena, es rica y tiene gusto a casa, aunque no sea la mía. 

A unos cuantos pasos, en el mismo subsuelo, se encuentra Guaica Bar. Este reducto venezolano ofrece arepas, sopas y guisos típicos del país de la Vinotinto. Las arepas son pantagruélicas y se pueden pedir al plato (sin pan). De bonus también sirven jugos frescos de papelón con limón y de flor de jamaica. 

4

Ambos locales quedan en Florida 537, primer subsuelo de Galerías Jardín, San Nicolás. 

Deja una respuesta a Roberto Cancelar respuesta

Dejá tu Gordomentario

Comentario

  1. Solía frecuentar ésa galería. Hay una cueva musical interesante allí.
    Yo, al pollo no le entro. Cadáver de pollo…no.
    Y de Venezuela me gusta la Fulop , nomás. La Catherine.
    ( aunque a un buen guiso me le animo)

    • Pero le puede dar una oportunidad a la feijoada. Todavía siguen estando las cuevas musicales, tengo un amigo que hasta hace poco compraba discos raros en Galerías Jardín.

      • JAJAJAJA…discos raros!!! me hizo acordar a mi madre.
        ( si, si la feijoada me cabe lo más bien. “Feijoada completa” diría el gran Chico Buarque :

        Mulher
        Você vai gostar
        Tô levando uns amigos pra conversar
        Eles vão com uma fome que nem me contem
        Eles vão com uma sede de anteontem
        Salta cerveja estupidamente gelada prum batalhão
        E vamos botar água no feijão
        Mulher
        Não vá se afobar
        Não tem que pôr a mesa, nem dá lugar
        Ponha os pratos no chão, e o chão tá posto
        E prepare as lingüiças pro tiragosto
        Uca, açúcar, cumbuca de gelo, limão
        E vamos botar água no feijão)