en Comida Étnica

Sukiyaki en Ichisou

El restaurante comandado por la familia Kano se esconde en una calle del barrio porteño de Balvanera y digo “se esconde” porque uno puede seguir de largo tranquilamente sin reparar en la puerta. El interior es relajado, con mesas separadas por biombos y decoración espartana. Hay un perfume oriental que sobrevuela el local pero que, curiosamente, no está definido por música ni adornos, sino por más bien por la personalidad respetuosa de su personal que marca el ritmo del ambiente.

El primer paso fue tal vez el más sencillo y sorprendente de la noche: Aemono. Con este término suele designarse a un aderezo crudo que se utiliza para condimentar ensaladas o a la ensalada misma que incluye dicho condimento. Los ingredientes más comunes que lo componen son salsa de soja, mirin, vinagre y dashi.  Nuestro aemono consistía en unas espinacas salteadas de sabor profundo, con un dulzor inesperado.

1

Seguimos con tempura mixta. A través de ésta técnica de fritura rápida japonesa se consiguen bocados crocantes y ligeros. El surtido de 24 piezas incluía varias verduras, langostinos y pescado blanco. Todas las piezas estaban secas, sin exceso de aceite.

2

Luego llegó la tabla de sashimi y sushi. Entre los cortes de sashimi había salmón, pulpo y calamar. En cuanto al sushi, atacamos nigiris y hosomakis. De todas las piezas destacaron unos rolls con huevos de codorniz -en los que la yema actuaba como una salsa cremosa y envolvente- y unos nigiris de caballa marinada en vinagre sorprendentemente ricos.

3

El protagonista de la noche fue el sukiyaki. Este guiso tradicional japonés incluye verduras, carne, tofu y fideos. Llega a la mesa en una gran cazuela y se deja sobre un anafe que mantiene el calor de la preparación. Junto con el sukiyaki se presenta un cuenco y un huevo crudo para cada comensal. El huevo se parte en el cuenco y se mezcla con los palitos. La idea es tomar porciones del sukiyaki y mojarlas en el huevo que sirve como salsa al tiempo que enfría el guiso.  El caldo en el que se cuecen los ingredientes es delicado y aromático. La carne es tierna y jugosa. Me gustó mucho el tofu: eran cubos grandes y suaves que se deshacían en la boca.

4

De postre probamos los helados de jengibre, sésamo y matcha. Uno más rico que el otro. Regamos la noche con algunos shots de sake y varias botellas de cerveza.

520171117_211713

El menú cotizó $700 por cabeza. Ichisou queda en Balvanera Venezuela 2145, C.A.B.A. Abre de lunes a viernes de 12 a 16 y de 20 al cierre. Los sábados de 20 al cierre. Tel.: 4942-5853/4943-6442.

 

Dejá tu Gordomentario

Comentario

  1. Definitivamente me quedo con la tempura y con las uñas pintadas .
    Gran abrazo mi muy estimada Noé. Se la extrañó.