en Almorzar en Microcentro

Temporada de guisos

Pocas recetas hablan un idioma más internacional que el guiso. Ya sea un locro argentino o un goulash húngaro, el plato hondo y la cuchara sopera transmiten una realidad calórica que supera cualquier frontera idiomática y gastronómica.

Si bien para mí el guiso no entiende de climas, reconozco que el invierno le sienta muy bien y con las bajas temperaturas como excusa, me convertí en habitué de La Tucumanita.

El local tiene 2 plantas escuetas ocupadas por mesas apretadas y sillas cansadas que supieron conocer tiempos mejores. De las paredes blancas cuelgan unos cuantos cuadros de cantantes folclóricos. La atención es parca, rozando lo desganado,  y es común que los platos tarden en llegar al comensal.

Del menú resguardado por folios opacos se desprenden, sin repetir y sin soplar, 7 opciones: empanadas, tamales, locro, humita en olla, guiso de lentejas, sánguche de milanesa y pizzetas.

1

Como con las canciones, cuando un plato me gusta lo repito en loop hasta el cansancio y de La Tucumanita me gusta el guiso de lentejas. Viene en un bowl profundo y generoso que invita a la siesta. Es espeso pero no tanto como para que no se pueda mojar el pan o, en este caso, las galletas horneadas típicas que lo acompañan. Las lentejas siempre están firmes pero no duras y hacen equipo con pedazos de carne, panceta y chorizo colorado.

2

Las porciones de lentejas, locro o humita cotizan a $120 y se pueden regar con gaseosas ($45), Stella ($140) o Vasco Viejo (por unos módicos $80).

La Tucumanita queda en Av. Rivadavia 776 , Microcentro. Tel: (011) 4345-6588.

 

Dejá tu Gordomentario

Comentario

  1. Mi muy estimada Noelia.
    Supe ir a éste lugar por una recomendación suya …ya hace un tiempo. En aquella oportunidad fui a por empanadas ( que me gustaron)
    Si de guiso se trata: me gusta prepararlo personalmente ( abuela y madre supieron enseñarme; sin proponerselo) . En época de estudiante supe armar una receta de guiso”pobre:pobrísimo”pero que recuerdo como un manjar. Ya me dieron ganas…a pesar del horario. Saludos.